La fe en nuestros padres nos permite ir por la vida con seguridad.

Coordinación de Programas Educativos del Consejo Consultivo de Desarrollo Económico de Playas de Rosarito.

No se vive sin la fe. La fe es el conocimiento del significado de la vida humana. La fe es la fuerza de la vida. Si el hombre vive es porque cree en algo.

L. Tolstoy (+ 1910.Novelista Ruso)

La fe es un valor que nos lleva a aceptar algo, basado en la autoridad moral de quien lo dice. Se cree en la palabra de otra persona, por la integridad de la misma, es decir por su honradez y veracidad.

Los padres que se esfuerzan por ser congruentes entre lo que creen, dicen y hacen son creíbles ante sus hijos.

Creemos en un Poder Superior, en lo que El dice porque no puede equivocarse ni engañarnos, pues de lo contrario no sería un Poder Superior.

Lucianita era una niña que vivía con su mamá, su papá y su hermana en su casa del árbol. Su casa era grande y tenía su perro Retriber.
Un día hubo una tormenta, entonces le dijo a su mamá

– Quiero ir  a volar mi cometa
– Hijita, hoy no puedes ir porque hay una tormenta y te puedes mojar. Vas a poder salir cuando salga el sol.

Al otro día salió el sol entonces la madre la dejó salir. Su mama le compró una cometa rosada y la voló. A todos los amigos les gustó la cometa y se compraron azul los niños y rosada las niñas.

Cuando llegó a casa le dijo a su mamá lo lindo que era volar la cometa en compañía de sus amigos. (Luciana Valcárcel. Niños escritores de Perú.  www.encuentos.com)

Como ven, Lucianita tuvo fe en la palabra de su mamá y por ello mismo obedeció de no salir a volar su cometa hasta el día siguiente. Le dijo la verdad “hay una tormenta y te puedes mojar”, por eso su mamá fue creíble.

La fe en un Poder Superior da optimismo y seguridad para emprender grandes tareas, como estudiar para, un día, llegar a ser un médico, un abogado, un ingeniero, etc.; como terminar la secundaria o la preparatoria abierta y hacer estudios profesionales; lograr un mejor puesto de trabajo; poner un negocio; salir de la enfermedad de la adicción, etc.

El valor de la fe es útil para quitarnos los miedos innecesarios; la fe en la gente nos hace posible trabajar en equipo; la fe  lleva a confiar en las personas, porque los conocemos bien.

La fe nos permite ir por la vida con seguridad, con claridad mental, sin recelos ni desconfianza.

A los padres les conviene ser congruentes para ganar una autoridad creíble y a los hijos nos conviene tener fe en la buena palabra y consejo y guía de nuestros padres.

Nos conviene tener fe, para confiar en los demás y dejarnos ayudar por nuestros compañeros y otras personas que conozcamos bien. También para poder brindar ayuda cuando se requiera.

Reflexiona estas preguntas: Si eres padre o madre de familia, ¿qué tanto coincide lo que crees con lo que dices y haces cada día? ¿Cuáles son tus principales incongruencias y cómo puedes cambiarlas a la congruencia?

Si eres hijo o hija, ¿te es fácil o difícil creer y obedecer a tus papás?

Vive el valor de la fe todos los días, cuenta con un Poder Superior, con tus padres, maestros, compañeros y con los demás para hacer las cosas.

Participa en esta columna, envíanos tú reflexión personal o tus comentarios por correo electrónico a: valoresrosarito@gmail.com o visita los blogs: www.valoresrosarito.wordpress.com y www.myspace.com/valoresrosarito

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: