Atrévase a ser un padre o una madre ejemplar.

Por: Psic. Diana Patricia Sánchez Herrada.- Orientadora Vocacional de la Preparatoria José Vasconcelos de Playas de Rosarito B.C.

“Distinguir lo correcto de lo incorrecto en la vida diaria no es tan difícil; lo que sí resulta arduo es vencer la pereza y la cobardía para hacer lo que sabemos perfectamente bien que debemos hacer. Como todos los padres lo aprenden algún día, sólo con breves ejemplos e incentivos apropiados se puede alentar esa fortaleza”.

Michael Levim (Periodista Norteamericano)

“Hay palabras que, gracias a una “nueva” moralidad y al desgaste producido por su uso inadecuado en el lenguaje común, han perdido su vigencia, se convirtieron en antigüedades. Tal es lo que sucede con honorabilidad, definida en el diccionario como “dignidad, honradez” y honorable como “digno de ser honrado”.

La conducta recta se debe construir desde la infancia. Es el resultado de la relación con figuras ejemplares y más tarde de la reflexión más que de las leyes. Ya lo dijo Aristóteles: un adulto bueno fue antes un niño bueno a quien se habituó a actuar con rectitud. Los elogios por cumplir con su deber y las sanciones por faltar a la verdad harán que ese niño sea, con el tiempo, “naturalmente” honrado, honorable.” (Luis Carlos Ochoa V.- Citado en el Boletín 15 de la Asociación de Padres de Familia de la Federación Iberoamericana de Universidades. Octubre 2002)

En nuestra comunidad se está presentando el fenómeno de que los padres cuando son llamados a la escuela ante la mala conducta de los hijos, se sienten agredidos y se muestran cerrados, incrédulos y defensivos ante la descripción de las conductas indebidas que les presentan maestros y orientadores.

La sobreprotección a los hijos es, a final de cuentas, una agresión, pues el que los padres descalifiquen a los maestros u orientadores frente a sus hijos, representa para ellos como un apapacho  y un premio ante su mala conducta, lo que les impide distinguir entre lo que es bueno y lo que no lo es.

Los valores y principios que los padres llevan dentro, en su cabeza y en su corazón, siempre serán percibidos por sus hijos: En todo lo que hacen y en todo lo que no hacen, en sus miradas esquivas o sarcásticas, en su lenguaje, en sus posturas corporales y en sus gestos.

Sería muy bueno, padre de familia, que al acercarse este fin de año hicieras un inventario de tus convicciones, valores y principios, determinando en qué medida has actuado de acuerdo a ellos. Revisa si no has hecho nada que te avergüence. Si tu forma de vida no es honorable, repara y cambia, pues más vale el respeto a ti mismo que todas las riquezas juntas. Lo único que nos llevamos al morir es nuestra conciencia.

La noción de la honorabilidad vinculada a la vida diaria se puede practicar con los hijos haciéndoles ver que se es honorable cuando se dice la verdad, así esto los enfrente con sus compañeros; cuando pudiendo “copiar” de un compañero o compañera en un examen por un descuido del maestro, no lo hace; cuando en una compra nos devuelven más dinero del justo y lo regresamos; cuando en un concurso escolar, escogemos a los candidatos por sus méritos y capacidades, no por intrigas o envidias. En fin, que honorabilidad es tener el valor de no aceptar lo que no nos merecemos, de no recibir algo por lo que no hemos luchado, pues alguien que sí ha trabajado por ello dejará de recibirlo.

Luche para que sus hijos le den el título de padre o madre honorable. Este título no se compra ni se vende en ninguna parte.  Es una preciada medalla que los hijos otorgan a aquellos padres que a diario viven sus valores y principios y son ejemplares. Estos padres viven por siempre de generación en generación.

Participa en ésta columna, envíanos tu reflexión personal o tus comentarios por correo electrónico a: valoresrosarito@gmail.com. También visita; los blogs:  http://www.valoresrosarito.blogspot.com, www.valoresrosarito.wordpress.com y www.myspace.com/valoresrosarito; y la página www.afntijuana.info

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: