La Convición de ser maestro

Por: Profr. Joel López Aguiar.-Asesor Técnico Pedagógico del Centro de Maestros perteneciente al Sistema Educativo Estatal.

“Un maestro que sabe estimular a sus alumnos y da a cada uno de ellos su confianza, obtendrá con más facilidad buenos resultados que aquel otro frío, distante y más crítico, que no sabe llevar un espíritu de lucha y esfuerzo en su alumnado”

Enrique Rojas Montes (n. 1949) Psiquiatra, catedrático y escritor de libros de autoayuda español.

Un día le dije a mi madre que quería ser maestro y mi madre se me quedó viendo; sonriente me dijo: adelante hijo mío. Al pasar el tiempo mi madre falleció y eso me hizo  dar un giro a mi decisión. Era como si no supiera lo que yo quería. Después de algunas semanas y en honor a mi madre decidí estudiar la carrera de maestro, al cabo de algunos años de estar impartiendo clases en las escuelas primarias, empecé a sentir que lo que hacía no tenia sentido, era como si no enseñara nada o como si enseñara lo mismo cada ciclo escolar a diferentes niños de diferentes contextos, como si cada año fuera el mismo.

Creo que después de esos años y el estar en contacto permanente con los niños y niñas me di cuenta que me gustaba estar con ellas y ellos, jugar, enseñarles cosas no nada más de la escuela, sino también de la vida, en ese momento decidí que los años que estuviera dando clases no tendrían porque ser iguales ya que cada grupo de niñas y niños que ingresan cada año a la escuela tienen sus propias características y aprenden de manera diferente. Desde entonces mi práctica docente no es la misma.

En este mes de mayo cercano a nuestra fecha de celebrar nuestro día ha sido sano para mi reflexionar sobre mi compromiso con las niñas y los niños, con los padres de familia, con mis propios compañeros, fue importante para mi poner un alto en el camino y preguntarme: ¿ya me cansé?, ¿me sigue gustando ser maestro o maestra?, ¿estoy totalmente convencido que esto quiero?, ¿me siento a gusto de estar con los niños y con las niñas?, ¿se que puedo ayudar a formar niños y niñas que logren un mejor futuro?

¡Maestra, maestro, los niños y las niñas de hoy pueden y deben tener un mejor futuro!

Yo estoy convencido de que no me equivoqué de profesión, que estoy en esto porque me gusta, me satisface y que desde donde yo estoy pongo mi granito de arena para que la niñez de Playas de Rosarito pueda tener mayores oportunidades de éxito en sus vidas y puedan ser mejores ciudadanos.

Esta es mi reflexión, esta es mi convicción. ¿Cuál es la tuya, maestro, maestra?

¡Felicidades compañeros, en nuestro día?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: